Pinzas, lealtades e hipocresía

Ya están constituídos los ayuntamientos fruto de las elecciones municipales y autonómicas del pasado 22 de mayo. El panorama municipal ha cambiado respecto a la legislatura anterior debido al desplome del apoyo electoral al PSOE.

Pero en Ferraz y en sus medios de comunicación afines no hay autocrítica, a lo sumo se culpa a la crísis, pero no se plantean por qué ese partido ha perdido las elecciones municipales y por qué su electorado ha optado por votar a otras opciones políticas o en muchos casos por abstenerse. Lo fácil es sacar alguna cabeza de turco, crear una cortina de humo que intente tapar el fracaso electoral del partido en el Gobierno. ¿Y qué mejor que resucitar el fantasma de la pinza de PP-IU? Incluso los noticiarios se aventuraron a tirar de videoteca para sacar imágenes de Anguita con Aznar para ilustrar la supuesta traición de la izquierda al social liberalismo, el regalo de los postcomunistas de los gobiernos municipales a una suerte de contubernio faccioso.

Desde el PSOE se ha llamado de todo, se ha invocado a la falta de lealtad de Izquierda Unida hacia ellos e, incluso, un señor presidente del Congreso ha tenido la desfachatez de insultar al líder de la tercera fuerza política del Estado español.

De lo que se olvida el PSOE es de varios aspectos fundamentales:

  • Desde Izquierda Unida se apuesta por no apoyar gobiernos que desarrollen políticas de derechas, es decir, no se defiende que haya que pactar con el PSOE, no somos el Pepito Grillo del social liberalismo, no somos la conciencia del PSOE y, por tanto, allá donde el PSOE ha desarrollado políticas de derechas, IU se ha abstenido o votado en contra. Desde Izquierda Unida se entiende la lealtad al electorado de izquierdas y no se toleran las políticas neoliberales y de recortes sociales, de igual que vengan del PSOE que del PP.
  • La pinza la desarrolla el PSOE con el PP continuamente. Desde el PSOE se pide unidad de la izquierda a la vez que se pacta con la derecha todas las medidas de calado. El PSOE se siente más cómodo pactando sus políticas en el Congreso de los diputados con fuerzas como PNV o CIU, derechas rancias a las que considera mejores interlocutores que, por ejemplo, Izquierda Unida. También el PSOE liquida con la derecha las grandes reformas sin tener en cuenta ninguna de las propuestas de la izquierda y así lo ha demostrado con su continua política de recortes sociales, con la reforma laboral, con la reforma de la ley electoral, con la Ley Sinde y con infinidad de leyes más en las que se ha sentido más cómodo negociando con el PP, CIU o PNV que con su supuesta fuerza política afín como supuestamente defienden que es Izquierda Unida.
  • Se ningunea a la tercera fuerza política del Estado. Desde el Gobierno no se ha tenido en cuenta ni una sola de las propuestas de Izquierda Unida para dar una salida social a la crisis, se han obviado directamente. Tampoco se han tenido en cuenta las propuestas de reforma electoral, aun cuando el propio PSOE tenía dicha reforma como promesa electoral en las últimas elecciones generales. Tampoco se tiene a Izquierda Unida como un agente con el que dialogar o pactar, no se tiene en cuenta su voz, ni sus propuestas, incluso el presidente Zapatero llegó a ningunear y bromear sobre el escaso peso de IU en la vida política parlamentaria en un claro ejemplo de arrogancia.
  • El PSOE se olvida de que ha sido él quien ha perdido las elecciones y eso se debe básicamente a hipotecar a la izquierda, a desarrollar todo un programa político de la derecha que servirá para dejarle todo el programa neocon hecho al PP cuando llegue. Es el PSOE quien ha traicionado a su electorado, el desleal hacia la izquierda y el único culpable de que la derecha avance. No se pueden hacer políticas de derechas con los votos de la izquierda, ni se puede culpar a la izquierda transformadora de los desastres y desmanes de quienes tienen el socialismo secuestrado y sometido a los intereses de los mercados.
  • También se olvida el PSOE de esos sitios donde ha abierto el paso a la derecha como Pamplona, Vitoria y casi una 20 de alcaldías más, destacando sobre todo el infantilismo demostrado en Cangas del Narcea en Asturies, donde pretendieron devolverle una supuesta venganza a IU que se aupó al gobierno en 2007 votada por el PP. Se les olvida que hay una sutil y gran diferencia entre que a uno lo vote el PP y ser uno mismo quien vota a la derecha.

Lo que no cabe duda es que los medios de comunicación han jugado bien la estrategia del miedo a la derecha, el PSOE ha sacado su chaqueta de pana y reutilizado el discurso de la unidad para pedir una lealtad que él mismo no ha tenido hacia la izquierda ni hacia los trabajadores. Es curioso, el partido de los recortes sociales y de la desmantelación del estado del bienestar culpa al partido de la defensa del bienestar y de los trabajadores de abrir paso a la derecha. Llámenme iluso, pero siempre pensé que quien le hacía el trabajo sucio a la derecha legislando y gobernando con mano de hierro hacia los débiles y guante de seda ante los mercados, no tenía la más mínima gota de dignidad como para permitirse enjuiciar a lo poco que queda de izquierda real y combativa en las instituciones.

 

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Asturies, Estado Español, Izquierda Unida, Opinión, Política

2 Respuestas a “Pinzas, lealtades e hipocresía

  1. Estoy muy de acuerdo en todo. Lo de Cangas es vergonzoso y espero que su electorado, o lo que queda de él, castiguen aún más duramente al PSOE por esto; una diferencia sustanciosa con la situación de hace cuatro años (y que conste que no dejo de comprender su frustración por aquello) es que IU les invitó a pactar, ofreciéndoles multitud de cosas que se negaron a aceptar. Al menos no hicieron la pantomima de la dirección de la FSA de hace cuatro años y siempre se mostraron indiferentes.
    Lo de Zapatero mira que ya no lo recordaba, pero aquella condescendencia me hizo enfadar y mucho, sobre todo por venir de quien venía tras haber vendido la cara bonita del talante del progresista. Lamentable.

  2. Me ha gustado mucho. Además, justo ayer escribí yo un post en mi blog hablando de esto mismo.
    La verdad es que la idea de “la pinza” es cojonuda: Cuando la gente ve que el P$O€ no es de izquierdas y pueden querer votar a IU, el sistema saca la teoría de una especie de pacto secreto de IU con la derecha para acabar con el PSOE. como publicidad es cojonudo. Lo triste es que, en la realidad, son PP y PSOE los que hacen la pinza, pero a las empresas de manipulación (mal llamados medios de comunicación o de información) se encargan de ocultar esos pactos, mientras manipulan determinadas acciones de Izquierda Unida,

    Es nuestro deber dar a conocer a la sociedad la existenica de la verdadera pinza, la pinza de PP y P$O€ contra la izquierda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s