Sesión de tarde: R.A.F. Fracción del Ejército Rojo (2008)

RAF: Francción del Ejército Rojo

El cine alemán siempre ha sido uno de los mejores acicates de creatividad europea. Desde las pequeñas joyas del cine expresionista producidas durante el periódo de Weimar hasta la refinada técnica de Leni Riefenstahl (heredada de su carrera como actriz en el periodo anterior), sin duda Alemania ha sido siempre un punto de referencia para la cinematografía europea. Básicamente porque abordar la historia del cine alemán es básicamente sumergirse en una intrahistoria del cine. Bajo sus focos se ha desarrollado el séptimo arte con un acento propio y unas necesidades concretas. Expresionismo, propaganda, historia, el cine como intento de comprensión y análisis de su propia historia lo que ha generado que sus películas sirvan para el debate y la catarsis colectiva abordando temas controvertidos de su historia, desde el nazismo, a la II Guerra Mundial, la Caída del Muro de Berlín o el choque social que supuso la reunificación.
Y es que el cine alemán está dando mucho de qué hablar en los últimos años y no es para menos. Películas como “Good Bye Lenin!”, “Los edukadores”, “La vida de los otros” o “El Hundimiento” atestiguan la buena salud del cine alemán. Y es precisamente del director de ésta última de quién nos llegó este año a España “RAF: Fracción del Ejército Rojo” (Der Baader Meinhof komplex), una más que interesante película que aborda, con ese estilo propio de Uli Edel heredado de sus producciones para televisión de más que dudosa calidad, uno de los temas más espinosos de la Historia reciente de Alemania como es la aparición de la RAF.  Lejos de llegar al nivel de “El Hundimiento”, pero generando la misma o mayor polémica por su contenido, esta película es un intento más que meritorio de abordar el tema de lo que unos llaman terrorismo, otros llaman lucha armada revolucionaria. Y es que sí, en la Alemania de los 70, e incluso en la Alemania de hoy en día, la opinión sobre RAF siempre fue un fenómeno que levantaba pasiones contradictorias.

El film, con una ambientación espectacularmente conseguida, nos sumerge ya al inicio en la convulsa Alemania Federal de finales de los 60. Las protestas contra la visita del Sha de Persia, el movimiento universitario contra la guerra del Vietnam y, sobre todo, la época de radicalismo juvenil de lo que los sociologos han denominado la rebelión de los hijos de la generación nazi, de aquellos jóvenes hartos de la complacencia de sus padres con un régimen político en el que aun viejos responsables nazis ostentaban cargos en los diferentes poderes del Estado. La figura de Ulrike Meinhof, interpretada estupendamente por Martina Gedeck, como la conciencia intelectual del grupo que abandona su vida de intelectual acomodada para dedicarse en cuerpo y alma a la construcción de este grupo de la nueva izquierda revolucionaria es quizá uno de los personajes mejor logrados de la cinta. Por su contra, el papel de Andreas Baader, interpretado por Moritz Bleibtreu, pretende recoger su papel como el espíritu radicalizado e impetuoso de la izquierda radical de la época pero lo único que consigue en el film es presentarlo como un quinqui de barrio, a veces incluso un mero macarra lanzado al hedonismo, y prácticamente desideologizado. También la propia construcción de la banda se presenta en muchos momentos como un grupo que recluta inadaptados y marginados en las casas okupadas, totalmente carentes de ideología y sobrados de rabia antisistema.

Sin embargo la pelicula además de su ambientación ya mencionada tiene otros grandes puntos positivos. Sobre todo las historias paralelas que construye y que nos hace analizar otros aspectos de la época. Por un lado el papel de la prensa conservadora alemana que azuza a una sociedad avergonzada de su pasado e incapaz de comprender los cambios sociales del momento. Unos cambios encarnados en el gran Rudi Dutschke que interpreta en esta película dos de las escenas más importantes para mi gusto de lo que fue aquella época: una son los multitudinarios mitines estudiantiles contra la guerra de Vietnam que fueron caldo de cultivo de esa izquierda radical, de ese otro 68 alemán; y otro su asesinato a manos de un joven con simpatías fascistas azuzado por la prensa conservadora al ensalzar a Dutschcke y su gente como los mayores enemigos de Alemania. Además el papel importante que se le concede a la lucha por la liberación de Palestina y la crítica al encorsetamiento social y la omnipresencia policial de una Alemania blindada y más preocupada de los enemigos interiores que de su propia libertad.

Escena de mitin antibelicista de Rudi Dutschke

Aun así lo más interesante de toda la película para mi gusto es que es capaz de humanizar a ambas partes, por un lado sabe presentar las motivaciones y el

porqué de la RAF; por otro lado muestra la actitud de un Gobierno incapaz de dar respuesta a ello y una sociedad convulsa, cuya juventud simpatiza con la RAF al contrario que sus padres que temen los cambios imbuídos por esos fantasmas del nazismo que no les dejan comprender que hay otra Alemania joven, lejana al nazismo y harta de ver que el fantasma del fascismo que las grandes potencias aseguraron eliminarían no solo no lo han cumplido sino que lo refuerzan a base de un Estado rígido y estricto que no sabe arreglar cuentas con su pasado. La no negación del final de la banda de Baader-Meinhof en la cácel, dejando al espectador que saque su propia conclusión sobre el final físico de los líderes de la banda es, sin duda, el mayor acierto de la película.

Sin duda la película consigue que tras verla todos saquemos nuestras propias conclusiones de si sus actos por la consecución del noble ideal de un mundo más justo justificaron o no sus actos, ahí lo dejo a opinión del lector.

Lo que si diré, como declararon en su creación la RAF: “¡Temblad burgueses, temblad!”

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Cine

3 Respuestas a “Sesión de tarde: R.A.F. Fracción del Ejército Rojo (2008)

  1. Pues tendré que verla, pero te diré que la de Buongiorno notte, que la comentaste y pusiste de ella una valoración positiva, a mi no me gustó nada francamente.

    Pero bueno, si la recomiendas, como mínimo la veré. Me ha entrado curiosidad.

    Salud!!!

  2. elrenidero

    jaja bueno en este caso he de decir que esta le da mil vueltas a la de Buenos días, noche.

    Entre otras cosas esta está mucho más contextualizada, tiene más acción y no se deja caer en ñoñerías varias ni en hagiografías o condenas preventivas. Ya me dirás que te parece.

    Salud!

  3. Es que el final de Buongiorno, notte es lamentable, aunque omitiré destriparlo aquí.

    Por cierto que hoy regalan con El Mundo (y no es ni mucho menos para fomentar su compra) La vida de los otros, que me parece una película absolutamente espectacular. De hecho esta bien merecería un amplio comentario, no sé si la habrás visto pero de seguro te iba a encantar. Uno de los pocos filmes que aborda de forma seria el tema de la Stasi.

    Salud!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s